¿Qué podemos aprender de Hillary Clinton?

¿Por qué hablar de unas elecciones en USA si estamos en América Latina ? Retiqueta es una app que está en Venezuela pero tiene deseos de expandirse a Latinoamérica. Comienzo con esto para dejar en claro que nuestra app va dirigida al mercado latino. Pero también es una marca donde el target femenino es su principal objetivo y antes de ser latinas somos mujeres. Y al ser Estados Unidos tan importante para nuestra región y que -casi- haya tenido su primera mujer presidente, queremos hablar y sacar conclusiones del tema.   

Pero y entonces, ¿Qué podemos aprender las mujeres de Hillary?

1.- Trabajar por lo que creemos correcto:

Ayer 8 de noviembre en el discurso ante su derrota con Donald Trump, Clinton expresó la siguiente idea:

“Y para todas esas niñas que están observando esto, nunca duden que ustedes valen son poderosas y merecen cada chance y oportunidad en este mundo para perseguir y alcanzar sus sueños” .

Sí, todavía existen personas que creen que las mujeres debemos tener todas un sueño en común : ser amas de casa y esperar al esposo con la cena lista. Todavía existen personas que van a decidir por ti cuales deben ser tus metas. Pero tienes numerosos ejemplos de mujeres decididas que optaron por el camino difícil de ser las primeras y que nos abren paso a luchar por lo que creemos.

Si tienes la fortuna de ser mamá: ¿estamos enseñándoles a nuestras hijas que tienen todas las actitudes de luchar por lo que quieren?

Anécdota: Cuando Hillary Clinton entra al collegue Wellesley ( la universidad para nosotros) Ella estaba horrorizada porque no se sentía tan inteligente como los otros, sentía que era muy difícil para ella. Y su mamá quien nunca asistió a una universidad para ese entonces le dijo: no te vas a devolver por esta razón. Vas a ser valiente y enfrentarte a esto.

En el mundo laboral lo que se observa, es que a nivel ejecutivo el porcentaje de mujeres puede ser equivalente al de los hombres pero cuando se escalan posiciones se observa como este número desciende , siendo los altos cargos casi solo para hombres. ¿Qué estamos haciendo nosotras en nuestro lugar de trabajo para hacer que esto cambie? ¿Cómo estamos desempeñando nuestro trabajo para dejar nuestro género en alto?.

Lamentándolo mucho quizás algunas digan: hago mi trabajo igual o mejor que el hombre e igual no puedo escalar y la única y dura respuesta a esto es : hablar abiertamente y hacer ruido sobre el tema,  que esta conversación se dé en tu lugar de trabajo y trabajar más duro para conseguir igualdad. 

2.- Esta OK equivocarse y seguir:

Hillary Clinton ha sido juzgada por sus equivocaciones, desde que era primera dama y luchó por implantar un sistema de salud que falló hasta sus decisiones sobre el ataque a Benghazi. Pero unas de las cosas que admiro de esta mujer es que aunque haya caído mil veces, parece levantarse una dos mil veces más. Las mujeres por lo general somos muy duras con nosotras mismas, como profesionales como mamás , a menudo creemos que -eso no haya salido bien- es totalmente nuestra responsabilidad. Puede que sí lo sea, pero Hillary y muchas mujeres nos han demostrado que aunque nos caigamos el objetivo debe ser seguir y seguir y seguir.

¿Cuántas veces te ha dado “pena” fallar en algo? Seamos más comprensibles con nuestras fallas y con los fracasos ajenos. No comparto cuando las personas acusan a Hillary por muchas de las cosas que ha hecho u opinado en el pasado, es que acaso ¿no podemos transformar nuestras ideas, crecer y pensar de manera diferente durante nuestros años? O es que ¿tengo que mantener las mismas ideas que defendía a los 18 años?

Seamos más abiertos a los errores. Y Sigamos luchando por lo que creemos que está correcto.

3.- Seamos un sistema de soporte para otras mujeres:

Cuántas veces has escuchado : “Yo me la llevo mejor con los hombres, porque las mujeres traen mucho drama”. Aunque no podemos negar que genéticamente tenemos comportamientos diferentes que los hombres, nosotras debemos apoyarnos unas a otras para poder ser parte del cambio.

Por ejemplo: si eres jefa de una mama soltera que tiene otros problemas diferentes a los tuyos ¿qué estás haciendo para ser más empática con ésta persona?

Ponerse en el zapato de la otra persona, reconocer que empatía no es sinónimo de debilidad. 

Las mujeres no nos tenemos que parecer más a los hombres, para ser dignas de cualquier cargo o responsabilidad más bien utilicemos todas esas diferencias y celebremos lo que nos haces diferente.

“Love and Kidness” una expresión conocida de la ex - candidata a la presidencia.

4.- Ignorar a los que siempre opinan :

Unas de las cosas que dicen de Hillary es su capacidad de templanza y seguridad ante las situaciones. Parece ser una mujer “inquebrantable” jugando ésto en su contra versus la carismática personalidad de los políticos que quiere la gente como Obama o Bill Clinton.

“No deberías hacer esto porque no te ves femenina” , “Deberías hacer XS porque eres mujer”, “Ese trabajo NO es para mujeres”

Tu crees que si Hillary le hubiese prestado atención a  las personas ¿hubiese seguido con Bill Clinton? ¿Se hubiese lanzado a la presidencia dos veces?

¿Cuántas cosas no dejas de hacer o de arriesgar porque eres mujer?. Cree en tus valores y cree en que lo que haces es correcto, a pesar de tener un montón de gente diciéndote lo contrario.

5.- Seguridad ante la diferencia :

Ser diferente merece y necesita una autoconfianza fuerte. Hillary fue la primera estudiante en hacer el discurso final en su universidad, una activista política una actividad dominada por hombres para su época, una primera dama activa en hacer y no quedarse de manos cruzados y además años después ser la ex-primera dama en tener un puesto en senado. 

Las mujeres dudamos y nos disculpamos mucho. No podemos auto sabotearnos nuestros ideales.

Este artículo muy lejos de ser feminista es una invitación a creer y a pensar que todavía debemos crear más sistema de soportes en donde nos ayudemos mutuamente.

Ve y gana ese trabajo NO porque seas mujer y “ajuro” te lo tienen que dar , sino porque trabajaste y luchaste por ser la más indicada para ese rol.

Con amor

Johanna Figueira

Co-fundadora de Retiqueta